Connect with us

Actualidad

Ultiman medidas para evitar un salto en el valor del pan del 20%

Los costos para los panaderos se duplicaron, luego de que el trigo alcanzara un precio internacional histórico. Subsidiarán al sector con la recaudación de la suba de retenciones.

El Gobierno ultima un paquete de medidas para intervenir en los precios locales, luego de que la guerra en Ucrania llevara a una disparada en el precio internacional de los commodities. El cierre del registro de exportaciones para la harina y el aceite de soja podría terminar en una suba de retenciones de 2 puntos para estos productos. Con la recaudación extra, buscarán subsidiar a los panaderos, para evitar una suba de más de 20% en el precio del pan, luego de que el trigo alcanzara un precio histórico.

La Federación Argentina de la Industria del Pan (Faipa) mantuvo una reunión esta mañana en el centro porteño, para planear una movilización a la Secretaría de Comercio Interior. Buscaban manifestarse en contra del precio acordado con Roberto Feletti, de vender el kilo de pan entre $180 y $220, luego de los aumentos que tuvieron en los costos durante las últimas semanas. Además, iban a manifestarse en contra de las subas y el desabastecimiento de la molinería.

Sin embargo, suspendieron la medida de fuerza ante la confirmación del Gobierno de que habrá nuevas medidas para frenar la escalada del precio del pan. Raul Santoandré, presidente de la Federación Panaderil de la provincia de Buenos Aires, aseguró a Ámbito que mantienen el precio acordado. Sin embargo, dentro de Faipa otros dirigentes comentaron por lo bajo que ya no pueden cumplir con el precio de hasta $220. En la mayoría de las panaderías se vende entre $240 y $260, y en algunas se lo llegó a encontrar hasta en $320. “Si siguen aumentando los costos, va a haber aumentos”, anticipó Santoandré.

La medida que tomará el Gobierno podría tener la misma lógica del fideicomiso, en el que los exportadores subsidian al mercado interno. Sin embargo, esta vez no será manejado por el sector privado, como ocurrió con el trigo y el aceite. Lo que sí se mantendrá es que los fondos para financiar la medida provendrán del sector exportador. La medida la está trabajando el Ministerio de Agricultura con la Secretaría de Comercio Interior.

Los grandes anuncios de Axel en la apertura de sesiones legislativas en PBA

Según pudo saber este diario, la decisión de cerrar las exportaciones para el aceite y la harina de soja terminará con un aumento de 2 puntos en las retenciones para estos productos, al llevarlas del 31% al 33%, como tiene el poroto de soja. Estimaciones dentro del sector agropecuario dan cuenta que la medida podría aumentar la recaudación en u$s410 millones, explicado sobre todo por el aporte de la harina de soja.

En el caso del aceite de soja, apenas se registraron el 22% de las exportaciones, pero en la harina de soja no se declaró ni el 15%. Distinto fue el caso del trigo, que pese a ser un insumo clave en el pan y tener un precio internacional histórico, ya estaba casi todo vendido al exterior.

“Con la suba de las retenciones en aceite y harina de soja van a subsidiar a los panaderos”, contó una fuente del sector exportador. Lo que no está claro por estas horas es el mecanismo por el cual esos fondos subsidiarán al pan. Dentro de Faipa especulaban con un nuevo fideicomiso manejado por el Estado que realice compras de trigo o de la harina de trigo. Esperan anuncios para el martes o miércoles de esta semana.

Actualmente, los fideicomisos que están vigentes son el del aceite, desde hace un año, y desde la semana pasada el que subsidia la harina y los fideos de Precios Cuidados. Para el pan no había ninguna medida. En una de las últimas reuniones entre Feletti y los panaderos, el clima se había vuelto tenso cuando el funcionario amenazó con precios máximos para el pan. Los panaderos contestaron que iba a ser de imposible cumplimiento con las subas en los costos.

El regreso Gran Hermano: cuándo se estrena y quién será su conductor

Desde Faipa comentaron que en las últimas dos semanas se produjeron aumentos de más del 100%. La bolsa de 25 kilos de harina triple cero pasó de $1200 a $2500. “La molinería está especulando, porque los precios del trigo no subieron en esa proporción. Tenemos pruebas de desabastecimiento también, nos mandan la mitad de los pedidos”, contó Santoandré. Por otro lado, la caja de levadura de 10 kilos pasó de $2500 a $4000, la de azúcar de 50 kilos de $2600 a $4800 y la margarina de 20 kilos pasó de $3800 a $5500.

“Es urgente que el Gobierno intervenga con alguna herramienta, sino el pan va a costar 25% más caro”, aseguró el economista Emmanuel Álvarez Agis en declaraciones radiales por Futurock. La medida que no estará sobre la mesa es la de la empresa nacional de alimentos. “No es nuestra tarea”, habían dicho desde el Ministerio de Agricultura. Lo que busca Julián Domínguez con el aumento al sector industrial es que “el productor no sea variable de ajuste”. Con la suba de las retenciones, se eliminaría el diferencial que hay con el valor agregado de la industria aceitera.

Este martes el INDEC publicará el índice de precios al consumidor (IPC) de febrero, que habría rondado otra vez el 4%, según estimaciones privadas. Y marzo, un mes que de por sí tiene alto impacto estacional (vuelta a clases), comenzó con número preocupantes para los alimentos. En particular, los derivados del trigo y maíz: sólo en siete días, los productos de panificación, cereales y pastas treparon 4,8%, de acuerdo con una medición publicada el viernes por la consultora LCG.

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: EN TRAMITE