Buenos Aires, 21/01/2022, edición Nº 1894
Connect with us

Actualidad

Los Misioneros de Francisco de Luján peregrinaron 350 kilómetros para donar una imagen de la Virgen

La caminata fue desde la sede de la UTEP, en la Ciudad de Buenos Aires, hasta la localidad de Los Toldos

El museo que funciona en la casa donde nació Eva Duarte de Perón, en Los Toldos, no contaba con una imagen de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina. Fue entonces que los Misioneros de Francisco de Luján, tomaron cartas en el asunto y donaron una figura de la santa.

El grupo de diez peregrinos inició su titánica caminata el viernes 3 de diciembre desde la sede de la Unión de los Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). Desde el barrio porteño de Constitución fueron hasta la Casa Rosada y desde allí al Congreso Nacional, donde fueron recibidos por la Comisión Afrodescendientes de la Asociación del Personal Legislativo (APL). Luego siguieron camino hacia el santuario de San Cayetano, en Liniers, donde también también llevaron una imagen del legendario africano esclavo “Negro” Manuel. Desde Liniers siguieron caminando hasta Ciudadela, donde descansaron en la sede del Sindicato de Ladrilleros.

Kicillof anuncia la vacunación libre para los turistas que recorran Buenos Aires

Al día siguiente, sábado 4 de diciembre, fueron a la localidad de Moreno y volvieron a la Ciudad de Buenos Aires, en tren y subte, para participar de la “Llamada Madre”, la mayor concentración cultural-callejera de afrodescendientes, que se realizó en el barrio de San Telmo. Fue la primera vez que entre las comparsas de un festejo afro pudieron verse las imágenes de la Virgen de Luján y el Negro Manuel. Finalmente, el jueves 9 iniciaron la segunda y última etapa de la marcha hasta Los Toldos, una peregrinación que superó los 350 kilómetros de distancia.

Muchos insisten en que sólo desde el lugar de una inquebrantable fe puede entenderse que hayan caminado tantos kilómetros. A la distancia se sumó el calor, la seca de los arroyos y los interminables caminos de tierra y polvo. Las distancias en pleno campo parecían infinitas. Es un trayecto difícil en cualquier vehículo, no alcanza la imaginación para pensarlo a pie.

Ninguno de los peregrinos tenía preparación física. Eran trabajadores, personas de a pie con mucha fe y esperanza. Los propios peregrinos aseguran que no fue destreza física si no la misión. Conocer personas que pasaban en bicicleta, a pie, en auto, delante de su casa o trabajo que salían asombrados a besar a la Virgen, apoyar su mano para sentirse bendecidos o tocar con cariño el manto. Vecinos que se juntaron a rezar el Rosario. Un comerciante, ferretero, que regaló el nylon y las sogas para proteger las imágenes de la Virgen y el Negro Manuel. Gente que los conocía de otras peregrinaciones, como muchos otros que dejaban su número de celular para cualquier urgencia o necesidad.

El mismo lunes 20, tras algunas horas de dormir en carpa o colchonetas en el piso, los Misioneros de Francisco firmaron un acuerdo con el director de la Casa-Museo de Eva Duarte de Perón. Se dejó constancia de la donación de la imagen de la Virgen patrona de la Argentina y a su vez el permiso a llevarla, con previo aviso, a misionar por Los Toldos.

NT

Propietario y Editor Responsable: Juan Braña
Director Periodístico: Roberto D´Anna
Domicilio Legal: Pedernera 772
CP: 1407
Ciudad de Buenos Aires
Teléfono de contacto: 153 600 6906
Registro DNDA Nº: EN TRAMITE